Foro CanariasMet

Bienvenido/a al Foro Oficial de Meteorología de la Asociación Canaria de Meteorología -ACANMET-
Fecha actual 23 Jun 2024, 10:35

Todos los horarios son UTC




Nuevo tema  Responder al tema  [ 4 mensajes ] 
Autor Mensaje
MensajePublicado: 08 Abr 2015, 08:06 
Desconectado
Estación validada
Estación validada

Registrado: 02 Dic 2013, 19:35
Mensajes: 864
Ubicación: Vallehermoso. 193 m.s.n.m.
La noche del treinta de octubre del año 1941, un terrible temporal se desató en Valle Gran Rey, y sobre La Gomera entera, causando pérdida de vidas humanas y cuantiosísimos daños materiales. Si ya antes del temporal la situación socioeconómica de la isla era crítica, por las duras condiciones de la posguerra y la imposibilidad siquiera de emigrar, el temporal vino a poner a los gomeros en una situación desesperada.

Muchas han sido las crecidas del barranco de Valle Gran Rey pero ninguna como la de ese fatídico año, quedando grabadas tan fuertemente en la memoria colectiva, que cuando alguien se refiere "al temporal", se sobreentiende que se refiere al del "año 41": "El año de la arrastrada".

Existe una cierta controversia a la hora de atribuir la autoría de estas décimas, que algunos informantes asignan a Manuel Navarro y otros a José Hernández. Por el estilo en que están hechas, nos inclinamos más por la hipótesis de Manuel Navarro, aunque también sabemos que Hernández hizo unas al respecto, al igual que otros poetas de distintos pueblos de La Gomera. No es la primera vez que en una misma historia se mezclan décimas de diferentes poetas, también suele ocurrir en las coplas y en los romances.



Quisiera inmortalizar
con sentimiento profundo,
lamentos que ya en el mundo
no se pueden olvidar.
Voy despacio a detallar
el momento oportuno,
la fecha que siempre impugno
por lo fatal y violenta.
Octubre, noche del treinta
del año cuarenta y uno.


Vino la noche sombría,
a la vez bramaba el viento
y la luz del firmamento
entre nubes se perdía.
El mar inquieto rugía
con lucha desenfrenada
fue la lluvia desplomada
al paso del cataclismo
siendo un torrente el abismo
la tierra quedó inundada.


¡Cuántos seres se encontraban
en su lecho descansando!
y por el sueño ignorando
que la muerte los llamaba.
¡Qué horrible fin aplastaba
el triste pueblo gomero!,
que con ansia y desespero
despierta con agonía
y el espacio recibía
los aires más lastimeros.


Ya no puede el duro suelo
resistir la lluvia fuerte,
en los brazos de la muerte
cuántos lloran sin consuelo,
tienden la vista al cielo
implorando caridad.
En la densa oscuridad
desnudas cuántas personas,
sus moradas abandonan
pidiendo hospitalidad.


Desaparecieron tiendas,
talleres y los molinos,
altares, santos divinos
y ricos campos de hacienda.
Muchas casas de vivienda
fueron desaparecidas,
y hasta las huellas perdidas
de donde fueron fundadas;
otras quedan derrumbadas
y en escombros convertidas.


Gritos de auxilio se sienten
de padres, hijos y hermanos,
niños, mujeres y ancianos
se los llevó la corriente,
que con angustia doliente
despiertan con hondo pesar;
es horrible soportar
lo que la muerte derrumba,
ignorándose su tumba,
si es en tierra o en mar.


Sigue en marcha el temporal
en contra de la fortuna,
el reloj marca la una,
de la desgracia fatal.
En lucha tan desigual
no puede la fuerza humana
viendo la muerte cercana
y la tierra no resiste
terminando el cuadro triste
a las dos de la mañana.


Cuando vino el nuevo día
que todo se pudo ver,
nadie pudo conocer
el pueblo donde vivía.
Todo en ruinas convertida;
lo que había se perdió,
palpablemente se vio
la pérdida dolorosa;
la desgracia desastrosa
que en La Gomera cayó.


Citaré los animales,
que todo parece un sueño,
por las mañanas su dueño
no encuentra ni los corrales.
Muertos por los matorrales
se hallaban a centenares,
cerdos grandes al criar
fueron a ser descubiertos,
unos vivos y otros muertos,
en las orillas del mar.

10ª
La pérdida general
fue por todo el continente,
dejando un duelo viviente
y martirio personal.
Esto no tiene rival
los percances y quebrantos,
la horda que causa espanto
descubrió con brazos rudos,
los dolientes restos mudos
de un sagrado camposanto.

11ª
Ya los campos se perdieron,
según tengo por detalle,
y los pintorescos valles
donde estaban sucumbieron.
En lava se convirtieron
las ramas de más valor;
se ha perdido lo mejor,
el sustento de la vida
y en esta peña afligida
sólo nos queda el dolor.

12ª
Ya el pobre perdió el vivir,
aunque mísero vivía
y el rico lo que tenía
lo perdió para sentir
en las riendas del sufrir,
el sinsabor del mezquino.
Esta desgracia previno
luto, miseria y la muerte
y hoy corre la misma suerte,
poblano que campesino.

13ª
Cuántos pobres trabajaron
sin descanso amargamente,
con el sudor de su frente
propiedades reportaron.
Por este mundo tirano
formando negra compaña,
en extranjero y España,
dotando su existencia
son tinieblas de clemencia
en el llano y la montaña.

14ª
Ya no tiene el triste obrero
con que poderse cubrir,
ni crédito para vivir,
existencia ni dinero.
Hubo quien se quedó en cuero
en suma fatalidad.
En la alta sociedad
personas de aristocracia,
se quedaron por desgracia
viviendo de caridad.

15ª
Señoritas y señoras
que la posición se nombra,
no les quedó ni la sombra
de sus riquezas mayores.
Plantas y frutos menores
y el panorama que había
tarjeas y tuberías
y el depósito común,
aceite, cajas de atún
que rompen la factoría.

16ª
La Gomera con tristeza
era un barco sin timón,
cuando lo asusta un ciclón
y pierde la arboladura.
Transformada en figura
por la tempestad traidora
quiso hundirte en pocas horas
dejando un recuerdo triste,
pero yo creo que existe
una mano redentora.

17ª
Fueron las líneas partidas
por distintas direcciones
y las comunicaciones
quedaron interrumpidas.
Las carreteras partidas,
las acequias derrumbadas,
las aguas reconcentradas,
desbocados los baluartes,
viéndose por todas partes
las situaciones privadas.

18ª
Era feliz nuestro ambiente
por su clima halagador,
del marino al leñador
se vivía sonriente.
Hoy todo está diferente
muy distinto nuestro mapa;
ya no nos salva ni el Papa,
ni la Caridad del Cobre,
el rico volverse pobre;
el que era pobre no escapa.

19ª
Pobre Gomera querida,
en que desgracia has caído,
la opulencia que has tenido
se halla en polvo convertida.
Azotada y destruida
es tu situación gravada
y tu riqueza fraguada
entre escombros atroces.
Gomera quién te conoce
tan maltrecha y arruinada.

20ª
En Santiago se llevó
a una infeliz criatura,
que sería la dulzura
de su madre y la perdió.
Esto lo lamento yo
más que ninguna otra cosa,
que la finca más preciosa
que un padre pueda tener,
por no poder reponer
esa propiedad preciosa.

21ª
Una finca se procura
reponerla con el tiempo,
cuando la lluvia y el viento
ponen freno a su bravura.
Una infeliz criatura
nace y no vuelve a nacer,
ni se puede reponer
por ninguna cantidad,
por eso siento piedad
por esa infeliz mujer .

22ª
Cito lo más horroroso
que a la página se van,
Hermigua, San Sebastián,
La Rajita y Vallehermoso.
Santiago muy doloroso
gravemente lo veréis
y para que no los olvidéis
la triste musa que inspiro,
dando el último suspiro
se encuentra Valle Gran Rey.


Fuente: http://www.gomera.com.es/El%20Trastero/ ... a%2041.htm


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
El ser humano es inconformista, nunca estamos contento con lo que tenemos. "Nunca llueve a gusto de todos".

Página Facebook Meteo La Gomera

http://www.acanmet.org/portal/pages/met ... ermoso.php


Arriba
   
MensajePublicado: 08 Abr 2015, 08:25 
Desconectado
Estación validada
Estación validada

Registrado: 02 Dic 2013, 19:35
Mensajes: 864
Ubicación: Vallehermoso. 193 m.s.n.m.
Imagínense si tuvo que ser muy importante este temporal para que quedase gravada en la memoria colectiva de los gomeros hasta hoy en día. En la tradición oral, por medio de décimas se han recogido también las escenas más importantes de ese famoso temporal. Pues bien, es estos días que se cumple el 73 aniversario de este temporal, vamos a echar la mirada nuevamente hacia atrás y recordar el temporal de 1941.

_______________________

UN TEMPORAL HA CAUSADO GRAVES DAÑOS EN LA GOMERA

El 90 por ciento de la población de San Sebastián quedó sin albergue

Los daños materiales se calculan en 8 millones de pesetas

Las autoridades acuden en socorro de los dam­nificados

Desde el sábado se tenían noticias en esta capital de haber ocu­rrido en la isla de La Gomera inun­daciones que habían ocasionado im­portantes daños materiales y algu­nas víctimas. Las noticias eran in­concretas, pero se acentuaba el ru­mor de que el temporal había ad­quirido proporciones insospechadas. Las noticias ya concretas que acer­ca de lo ocurrido tenemos son co­mo siguen:

En las primeras horas del vier­nes último comenzó el temporal, señalándose ya desde los primeros momentos la intensidad que había de tener, puesto que en algunas zo­nas de aquella isla llovió torrencialmente.

Esta lluvia se intensificó más tar­de, en proporciones tales que los ba­rrancos se desbordaron y origina­ron grandes inundaciones en la ca­pital de la Gomera, San Sebastián, Hermigua y otros pueblos. En estas inundaciones alcanzó la altura de las aguas hasta cuatro metros, arrastrando árboles y enseres y po­niendo en grave peligro la vida de los habitantes de dichos pueblos.

Por lo que respecta a San Sebas­tián de La Gomera, quedó inunda­do el Cuartel de Ingenieros, el De­pósito de víveres, barrios enteros de la capital y los locales de la in­tendencia militar. Muchos muebles y enseres, documentaciones y otros efectos fueron arrastrados por las aguas, así como también una ca­mioneta y la ambulancia de dicho cuartel. Los daños alcanzaron has­ta el edificio del Gobierno Militar y la estación de Radio del Ejército quedó destrozada por la fuerza de las aguas. Por esta causa y por ha­ber sufrido también graves desper­fectos las líneas de comunicación, la isla entera quedó incomunicada con la capital.

En los campos los daños materia­les son de mayor consideración. Las pérdidas en viviendas y propiedades agrícolas han sido de más alcance en Hermigua y en Agulo. En Hermigua han quedado destruidas 25 casas, así como la fábrica dé con­servas de pescado, en la que de or­dinario trabajan centenares de per­sonas. El daño ocasionado por el temporal en los campos aumenta de consideración, puesto que la cose­cha de este año se presentaba es­pléndida.

EL NÚMERO DE VICTIMAS
El número de víctimas ocasiona­das por el temporal en La Gomera es de 38, entre muertos y desapare­cidos, habiendo sido algunas de ellas arrastradas por las impetuosas aguas en presencia de sus familia­res, sin que éstos lo pudieran en mo­do alguno evitar. Otras personas aparecen con heridas graves. A consecuencia del desbordamiento del barranco de La Rajita resulta­ron ocho personas desaparecidas. Todavía no se ha dado carácter ofi­cial a estas noticias de las víctimas.

Las carreteras y los túneles han sufrido graves desperfectos, ha­biéndose hundido algunos puentes y pequeños túneles, por lo que las carreteras quedan cortadas y los pueblos incomunicados también por este medio.

LAS AUTORIDADES SE INTERE­SAN POR LO OCURRIDO

Las autoridades de la Gomera se Interesaron vivamente desde los primeros momentos en prestar la ayuda que les fué posible a los dam­nificados por el temporal. No bien se iniciaron los daños del mismo, empezaron a actuar con la máxima rapidez fuerzas del Ejército, de la Guardia Civil, de la Falange y nu­merosos elementos de la población civil, dirigidos por las autoridades de aquella isla.

En Santa Cruz de Tenerife se re­cibieron las primeras noticias en el Gobierno Civil, poniéndose inme­diatamente el Gobernador, camarada Saldaña Sanmartín, que es Jefe Provincial del Movimiento, en co­municación con las restantes auto­ridades y ordenando la inmediata salida para la Gomera, como Dele­gado extraordinario de su autori­dad, del ingeniero y consejero pro­vincial de Falange camarada Car­los Pérez y Martín-Fernández, el cual lleva instrucciones exactas so­bre su misión y dió informes con­cretos de lo ocurrido apenas llegó a dicha isla.

Por su parte, el Excmo. Sr. Capi­tán general de Canarias y Jefe Su­perior de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire, General Serrador, se ha In­teresado muchísimo por la situación oreada en La Gomera a causa del temporal, hallándose en constante comunicación con los autoridades militares de La Gomera y tomando las medidas necesarias para prestar los máximos auxilios a los damnifi­cados. Representando al General Serrador, marchó a la Gomera el Teniente Coronel de Estado Mayor don Luis Durango, el cual lleva a sus órdenes un equipo de Intendencia con víveres, ropas y demás; un equipo de Ingenieros Zapadores; otro de Transmisiones y otro de Sanidad Militar, todos ellos con su correspondiente material.

También ordenó el general Serra­dor que la población civil de la Go­mera sea atendida por la Delega­ción de Abastos, siéndoles enviados a los damnificados víveres y cuan­to necesiten, derivado de las cir­cunstancias creadas por el temporal. En cumplimiento de estas ór­denes de nuestra primera autoridad militar, el Teniente Coronel Dele­gado, don Enrique Vidal, ha tomado las medidas oportunas.

MÁS DETALLES

El niño José Padrón Darías, hijo de Cristóbal y Antonia, a quien, lo, mismo que a sus padres, sorprendió la inundación en pleno sueño, fué extraído de las aguas con graves síntomas de asfixia por inmersión. La asistencia inmediata del médico señor Mora de la Guardia le salvó de una muerte segura.

Las aguas afectaron a la iglesia parroquial, llegando éstas a la altu­ra del Altar Mayor y causándole se­rios perjuicios en confesionarios y altares, arrastrando incluso los bancos a la calle.

El caudal que llevaba el barranco fué de tal magnitud que refieren los más ancianos no haberlo jamás visto.

Son numerosas las fincas rústicas que desde el barrio de La Laja, San Antonio Norte y Sur, Pila y Molinito, así como las de las alrededores de la villa, que sufrieron gravísimos perjuicios, sumiendo a muchas fa­milias en la ruina.

Ha sido magnífico el celo desple­gado por aquellas autoridades insu­lares y locales y Jerarquías del Mo­vimiento, prestándose por éstos y vecindario en general mutuo y des­prendido concurso para remediar a los que han quedado con sus hoga­res maltrechos, siendo muchas las casas de familias acomodadas que tienen recogidas a cuantas personas perdieron sus ajuares.

IMPORTANTES DAÑOS EN VA­LLE GRAN REY Y PLAYA SAN­TIAGO
Las últimas noticias oficiales que se recibieron de la Gomera con relación al violento temporal desencadenado en dicha isla, dan cuenta de la importancia de los daños causados en algunos pueblos del inte­rior.

En Playa de Santiago las aguas inundaron la Factoría de pescado establecida en dicha localidad, inu­tilizándola momentáneamente y destruyendo una casa. La corriente destrozó las fincas, causando gran­des daños en las cosechas, que se consideran perdidas.

Una niña fué arrastrada por las aguas, pereciendo.

También en Valle Gran Rey el temporal arrasó totalmente las co­sechas, destruyendo una casa.
AUXILIO SOCIAL ENVIA SOCO­RROS PARA LOS DAMNIFICA­DOS


Siguiendo indicaciones y en cum­plimiento de órdenes del Jefe Pro­vincial del Movimiento en Tenerife, el pasado día 1 y por el vapor "Sancho II", la Dolegación Provin­cial de Auxilio Social envió su pri­mer ayuda para los damnificados del temporal de la Gomera.

Fué portador de este primer en­vío don Domingo Mendoza, Delega­do del Gobierno en la isla de la Go­mera. Consiste dicho envío en dos cajas conteniendo ropa de abrigo, tales como gabanes, cazadoras, jerseys de punto, trajes y ropa para niños. Así como se enviaron 40 mantas todo lo cual llenará de mo­mento los necesidades más urgen­tes de aquel vecindario.

Igualmente el Delegado Provin­cial de Auxilio Social de Tenerife entregó, por cuenta de su Delegación, la cantidad de pesetas 5.000 que serán destinadas por la Dele­gación del Gobierno a socorrer a los mayores indigentes.

Tan pronto se tengan más porme­nores y se conozcan a fondo las ne­cesidades, la Delegación Provincial organizará un segundo envió.

El Gobernador Civil y Jefe Pro­vincial de Tenerife, con objeto de conocer personalmente los daños causados en la Gomera por el tem­poral que azotó a la isla en los úl­timos días, ha marchado a la mis­ma, acompañado del Ingeniero Jefe de la Sección Agronómica, del Jefe Provincial de "Auxilio Social" y del Arquitecto Municipal.

HA CESADO EL TEMPORAL EN LA GOMERA

Las últimas noticias aseguran que en toda la isla de la Gomera ha ce­sado el temporal, descendiendo el nivel de las aguas en los barrancos.


Diario Falange: diario de la tarde . 4-11-1941. Página 4.

Fuente: https://www.facebook.com/notes/isla-de- ... 0793368042


No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.

_________________
El ser humano es inconformista, nunca estamos contento con lo que tenemos. "Nunca llueve a gusto de todos".

Página Facebook Meteo La Gomera

http://www.acanmet.org/portal/pages/met ... ermoso.php


Arriba
   
MensajePublicado: 08 Abr 2015, 17:35 
Desconectado

Registrado: 28 Dic 2002, 19:44
Mensajes: 2010
Ubicación: Los Realejos (Valle de La Orotava)
Muchas gracias por compartir este relato meteorológico.
Un saludo.


Arriba
   
MensajePublicado: 10 Abr 2015, 11:30 
Desconectado

Registrado: 27 Ene 2006, 22:24
Mensajes: 973
Ubicación: Playa de las Canteras (Las Palmas de G.C.)
Fantástico relato Pantanero!! Y preciosas ánimas...

De las islas no capitalinas siempre hay un vacío de información. Lo hay todavía en la actualidad me imagino en el pasado...

Gracias por compartirlo ;) ;)


Arriba
   
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema  Responder al tema  [ 4 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 47 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

cron
Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Limited
Traducción al español por phpBB España